5/11/10

Lo siento RAE pero te vas al cuerno...

Seguiré cometiendo faltas hortográficaz como siempre, tus disposiciones cambiantes y absurdas no lograrán limitar mi creatividad, si es que la tengo. Escribiré con la libertad de las reglas de ortografía REALES y tus excepciones ya me las paso por el arco, has llegado al límite de disparates. Encomienda un antidopaje a tus emperifollados expertos tan llenos de prejuicios lingüísticos porque están perforando la olla con petardos y no tienen idea del uso del idioma en los países ni tan solo del propio. Para el que escribe, ha dejado de ser "real" pues no deja de cambiar sus lineamientos de manera oportunista y política, nada tiene de Real. Como academia y en la era moderna debiera tener un sitio web que más que diccionario congeniara las costumbres fonéticas de los pueblos. No es saludable cambiar las reglas a capricho del "status" de unos cuantos pues lastimar las raíces de un árbol tiene siempre consecuencias. Está claro que el acento es para diferenciar a un pronombre de un adjetivo por ejemplo o los tiempos de un verbo, luego no tienen porqué crear disparatadas excepciones a ésto. En última instancia, ¿pierde valor un poema dictado por la inspiración si el autor deja pasar una v por b? ¿Pierde su sentido el escrito? Claro, es despreciable e ignorante el que comete faltas de ortografía... pero mas aún quien que lo califica así y conste que me incluyo. Es discriminación, amigos... también reducen la capacidad de comunicación de la gente y no justifica las millonadas que se gastan en su "servicio". En lugar de crear nuevas reglas intimidatorias de la cultura, propicien el conocimiento de los criterios y eso fomentará el lenguaje y la individualidad en la expresión con nuevos matices... ¡Jolínez!